El Vehículo EléctricoLEAF22

No hay marcha atrás. Esta vez el Vehículo Eléctrico ha vuelto para quedarse”, Angel Aghili, Presidente AVELE, EVS27, Barcelona, Noviembre 2013 

El vehículo eléctrico no es un prototipo más de los que nos presentan los constructores en los salones del automóvil.

Ante todo es un vehículo que lleva utilizándose durante más de un siglo y que hoy en día circula por millares en las calles de todo el mundo. Prueba de este éxito es el Nissan Leaf, primer vehículo en el mundo a haber llegado a las 100.000 unidades vendidas.

 


Un poco de Historia / De la “Jamais contente” al Nissan Leaf


avele-nunca-contento

El vehículo eléctrico no es nuevo. Su historia se remonta a más de 100 años. Los primeros prototipos y pruebas de vehículos eléctricos tuvieron lugar a mediados del siglo XIX. En los años posteriores, notables mejoras de la tecnología (entre otras cosas de los acumuladores) atrajeron a numerosos constructores que se sumaron a las iniciativas desarrolladas con este tipo de propulsión. Hasta el principio del siglo XX, la competencia entre los distintos tipos de energías en el transporte (el petróleo, el vapor y la electricidad) estuvo muy viva.

El primer vehículo que alcanzó la barrera de los 100 km/h en 1899 fue un vehículo eléctrico: El “Jamais contente” (el “nunca contento”, aquí en la foto), desarrollado por un Ingeniero Belga. Entre 1900 y 1914, el vehículo eléctrico estaba de moda en el mundo industrializado. Nuevos acumuladores aparecían mientras que los que existían progresaban. Las calidades de los vehículos eléctricos atrajeron incluso a una nueva clientela: las mujeres. Estados Unidos contaba con una mayoría de vehículos eléctricos a principio del siglo, con más de 40.000 unidades.

NISSAN-LEAF-EXTERIOR-DESIGN23

 

Hoy en día el vehículo eléctrico es una realidad y, esta vez, “¡ha vuelto para quedarse!”. El Nissan Leaf, con 100.000 unidades vendidas a principio de 2014, es una buena prueba de ello. El Nissan Leaf es el vehículo eléctrico (full electric vehicle o BEV – Batery Electric Vehicle) más vendido de la historia!

Aparte de este record, el Nissan Leaf tambien ha recibido numerosos premios, entre los cuales el “Coche del año en el Mundo en 2011“, el “Coche del año Europeo en 2011” o el “Coche del año en Japón en 2011-2012“, por citar sólo algunos.

 

A continuación encontrareis los últimos modelos de vehículos eléctricos presentados en el último Congreso Internacional sobre Vehículos Eléctrico, EVS27, organizado por AVELE en Barcelona, en noviembre de 2013.

 


Funcionamiento


El vehículo eléctrico se compone de una batería que almacena la energía, un motor eléctrico (o varios) y un sistema de gestión de la energía (controlador). El (los) motor(es) eléctrico(s) de tracción está(n) conectado(s) a las ruedas motrices. El ordenador controla, gestiona, y regula la potencia. Un cargador conectado a la red eléctrica permite la recarga de las baterías a través de un enchufe convencional de casa o bien mediante una estación de recarga rápida.

 


Ventajas del vehículo eléctrico


Contaminación atmosférica reducida

•   Cero emisiones locales en las ciudades

•   No emite ni gases (NOx, SO2), ni partículas (PM10, PM2.5), ni CO2 a nivel local

•   28,8 gCO2/km en generación, tomando en cuenta el mix eléctrico (ver apartado “Etiqueta energética“)

Ahorro económico

Se trata de un aspecto fundamental a la hora de adquirir un vehículo eléctrico. Con el precio siempre al alza de los combustibles, optar por la adquisición de un vehículo eléctrico garantiza unos ahorros muy sustanciosos.

Veamos un ejemplo:

Dependiendo del modelo de vehículo eléctrico y de la tarifa eléctrica contratada, el coste de una recarga completa oscila entre 1,5 € y 4 €. Con la autonomía actual que tienen estos vehículos, que se encuentra entre 150 y 200 km, tenemos que el coste cada 100 km oscilaría entre 0,75 € y 2 €.

A los precios actuales del gasoil (1,35 €/litro), para un coche diésel de consumo medio (6 l/100 km), tendríamos que el coste cada 100 km sería de: 1,35 €/l * 6 l/100 km = 8,1 €, es decir, los gastos asociados al consumo de combustible de un vehículo diésel eficiente son entre 4 y 10 veces superiores a los de un vehículo eléctrico.

Si a esto añadimos que los gastos de mantenimiento también son significativamente menores, la alternativa de compra de un vehículo eléctrico aún se hace más interesante.

Contaminación acústica

El vehículo es totalmente silencioso.

Independencia energética

La posibilidad que ofrece la electricidad de ser generada a través de fuentes de energías renovables (disponibles en España y en cualquier sitio del mundo), permite una mayor independencia energética de los usuarios. Apostar por el vehículo eléctrico en transporte es apostar por las energías renovables en generación eléctrica. Se trata de un binomio inseparable.

Ahorro energético

•   No consume en las fases de ralentí.
•   Las baterías se recargan en las fases de desaceleración y de frenado.

Fiabilidad

•    Es muy robusto, permite recorrer hasta 1 millón de kilómetros.
•    Tiene muchos menos componentes que el vehículo de combustión interna.
•    Los gastos de mantenimiento se reducen entre un 30 y un 40%.
•    Las averías son 3 veces más escasas.

Comodidad de conducción

•    El arranque se efectúa siempre rápidamente, incluso en invierno.
•    El motor no se cala nunca (ausencia de embrague).

 

Archivos